Cuenta la leyenda

Viajes y turismoBlog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

 

Hoy os voy a contar una de las leyendas que existen del Castillo de Santa Bárbara. El suceso es verídico y tuvo lugar cuando las tropas de Alfonso X, lideradas por Don Nicolás Perich, defendían el Castillo de las tropas de Jaime II, a finales de s. XIII.

Pongámonos en situación. En aquella época (en la que aún no había TV en color) quien tenía la posesión del Castillo, tenía la posesión de la ciudad. Don Nicolás Perich (castellano) era el alcaide de la fortaleza y la defendía como si de su casa se tratase. Prometió fidelidad a su Rey Alfonso X hasta la muerte (imagino que era una frase hecha de esas que se le dicen al jefe… porque el hombre no sabía la que le venía encima)

Cuentan que a finales del siglo XIII, un día llamaron a la puerta del castillo. Cuando el guardÍan de la puerta preguntó «quién es?» un señor que se llamaba Don Berenguer dijo: «somos aragoneses, nos manda Jaime II, venimos a atacar» A lo que el portero abrió la puerta, no sin antes avisarles de que el rellano estaba recién fregado.

Toda la tropa catalo-aragonesa entró en el castillo y se libró una batalla tremenda. Don Nicolás tenía muy presente que debía guardar fidelidad a su Rey y no dio muchas facilidades. Cuentan que incluso hirió de gravedad a Don Berenguer, subdito de Jaime II (era el típico pelota que se apuntaba a todo lo que decía el jefe) que viendo que Don Nicolas estaba asediando a su jefe, decidió intervenir y se llevó un pinchazo. Esto salvó la vida de Jaime II, pero propició que el alcaide de la fortaleza (el sr. Don Nicolás) cayera muerto al frio suelo con la espada empuñada en una mano y la llave de la fortaleza en la otra, negando así la rendición.

Don Nicolás Perich defendió hasta la muerte la fortaleza. Prueba de esa lealtad es que, según cuenta la leyenda, no pudieron quitarle la llave de la mano. Se vieron obligados a cortarle la muñeca (no pudieron esperar a que se enfriara, no) El resto del cuerpo se lo dieron a los perros…. y no es coña.

Esta acción le dio la victoria a los aragoneses que arriaron su bandera en lo alto de la Torre del Homenaje. Aqui la antigua Lucentum romana pasó a formar parte del Reino de Valencia. Pasó de manos castellanas a manos aragonesas.

Hoy en día una mano cortada aferrando unas llaves es parte del escudo de la fortaleza de Santa Bárbara y dicen que cuando esas manos se abran, la ciudad será conquistada por cualquier enemigo.

Es curioso que tras esa acción, la fortaleza, y por tanto la ciudad nunca fueron conquistadas. La historia ha demostrado que la fortaleza goza de una fama inexpugnable. Ni siquiera Napoleón; de hecho, cuando invadió la Península Iberica, Alicante, Lisboa y Cadiz fueron las únicas ciudades que no logró conquistar.

Don Nicolás Perich aun mantiene hoy día la fidelidad de salvaguardar esta tierra levantina.

Pero la leyenda no acaba aquí. Cuentan que año tras año, el día en el que el combate se llevó a cabo, vuelve a suceder. De madrugada podemos oír caballos, ruidos de espadas, injurias, gritos… todo el fragor de la batalla. Incluso cuentan los guardas del castillo hoy en día, que por las noches, en determinadas estancias, suceden fenómenos totalmente inexplicables. Es el caso del «Corredor de los Gritos» un tunel de unos 50 metros de largo donde algunos empleados del Castillo creen haber sido tocados por alguna mano invisible, inquieta y oculta entre la nada, que aguarda silenciosamente en el interior ese frío y angosto pasillo. (creo recordar que Canal 9 habló sobre esto en «Lluna Plena») Blog de frases con imágenes y fotos en general, amor, animales, paisajes Frases con imagenes

Y no acaba aqui la cosa, cuentan que cuando hay algún peligro para la ciudad, se puede oír y ver a Don Nicolás Perich, vestido como aquel día, dando ordenes a sus soldados para defender la urbe. Cuentan que este alcaide leal y fiel, no sólo juró fidelidad a su Rey, sino también a la ciudad que tenía bajo sus pies. Cuentan que cuando juró dijo: «la defenderé con mi honor por siempre«, y eso es lo que sigue haciendo, pues la muerte, como siempre ocurre en las leyendas, «puede ser vencida por la lealtad, la fidelidad y el honor.«

Pero, al igual que ayer, os sigo recordando que leais la leyenda de los tuneles del monte Benacantil. Yo no se si será verdad o no, pero da mucho que pensar. Se trata de una serie de tuneles que unen el Castillo de Santa Barbara con el Castillo de San Fernando y con el mar. (El Castillo de San Fernando es otra fortaleza que hay cerca del de la ciudad deportiva. Si pinchais aqui podeis ver la vista aerea de Google de Alicante. Vereis que el Castillo de San Fernando está junto a los campos de fútbol y atletismo que hay a la izquierda del de Santa Bárbara. Parece lógico que se hicieran túneles en el Castillo que dieran al mar, por si la cosa se ponía chunga poder escapar.

Y por último, recordar la leyenda de la Cara del Moro. Quizá sea la más conocida, porque si os digo la verdad, del resto de leyendas me he enterado esta semana (aunque me sonaba lo de los túneles)

Y es que este Castillo, una de las fortalezas medievales más grandes de Europa, da para mucho. Siento no haberos puesto fotos hoy, creo que la historia tenía más importancia y las fotos que les hice a Don Nicolas y Don Berenguer salieron desenfocadas (con tanta batalla me fue imposible hacer fotos en condiciones)

Cuenta la leyenda

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20