Las maravillas de la gastronomía española

Viajes y turismo Blog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

 

Gastronomía española. Sin duda, una de las características más notables de los platos de nuestro país es la variedad de platos que ofrece. Gracias a la riqueza de paisajes de la Península y las islas y los bastiones marroquíes, la mesa nacional está repleta de alimentos de todo tipo. La gastronomía española bebe de la tradición, pero también de las técnicas más vanguardistas. Y esto todo un referente mundial, a la altura de países como Francia o Japón.

Gastronomía española, de la A a la Z

Es innegable que la tradición gastronómica de nuestro país está muy vinculada a la denominada dieta mediterránea. Esta se asocia con un mayor consumo de verduras que otros países al norte de Europa. Pero sobre todo por usar el aceite de oliva como principal grasa para el cocinado. De hecho, el éxito de nuestra cultura culinaria proviene en gran parte la alta calidad de nuestras materias primas.

Además, no solo nos limitamos a platos populares a nivel nacional. Somos un país con una gastronomía regional muy arraigada, lo que enriquece aún más nuestras cocinas. Los mariscos gallegos, el jamón extremeño, la sidra asturiana, el lechazo castellano, el queso manchego, la paella valenciana, el vino riojano… Bueno, paremos que me apetece hacer un viaje por toda España.

El tapeo, nuestra seña de identidad

Probablemente sea una de las actividades culinarias más extendidas en nuestro país. Desde los pintxos vascos hasta las castizas bandejas leonesas, son una versión en miniatura de la gastronomía española. No hay nada mejor que irse de cañas con los amigos y que el camarero te ponga una tapa gratis… Tres cervezas después lo más probable es que ya hayas cenado.

A pesar de que la cocina en miniatura es una tendencia que también se práctica en otros lugares, el carácter sociable de los españoles da pie a una tradición mucho más dinámica. Quizá el ejemplo más parecido lo encontremos en el aperitivo italiano. ¿Pero se puede comparar un trozo de pizza con unas croquetas o unos huevos rotos?

El principio de una revolución

A finales del siglo XX, se dio un notable resurgimiento de las actividades hosteleras. Poco a poco, hubo cocineros que se hicieron un nombre a nivel nacional, reinterpretando recetas tradicionales y probando nuevas técnicas culinarias. Muchos de estos pioneros tenían sus bases en Cataluña y País Vasco: Juan María Arzak, los hermanos Roca, Pedro Subijana, Ferran Adrià, Martin Berasategui…

Elaboraciones como menestra de verduras en texturas, txangurro con teja de su caparazón, milhojas de anguila ahumada o contesa de espárragos le valieron a España un puesto en el podio internacional de la cocina. En la actualidad, capitales como Tokio o Nueva York cuentan con restaurantes de chefs españoles de la talla de Sergi Arola o Carme Ruscalleda.

En la última edición de la Guía Michelín, 195 restaurantes de la gastronomía española han sido galardonados con una, dos o tres estrellas. Ángel León (restaurante Aponiente) y Jordi Cruz (restaurante ABaC) han sido los últimos en recibir la máxima distinciónDe hecho, somos el quinto país con más astros en nuestro palmarés. La lista la lidera Japón, superando por primera vez a la laureada cocina francesa.

Platos internacionales… y no tanto

El renombre de la gastronomía española ha dado como resultado la internacionalización de algunos platos. A veces con no muy buen resultado… Que se lo digan a los valencianos que se encuentran con paellas con chorizo cuando viajan a Londres. O incluso cuando visitan la vecina Andalucía. Sin embargo, también hay recetas que por la particularidad de sus ingredientes no han dado el salto al panorama mundial. Vamos a mencionar algunos de los platos que han cruzado las fronteras… y los que no.

Los niños bonitos

Continuando con el tópico de los tópicos, volvamos con la paella. Seguramente el plato de la gastronomía española que más ha «viajado». Pero como hemos dicho, en muchos sitios se ha convertido en «arroz con cosas». La receta tradicional valenciana incluye el arroz, las judías verdes, el garrofón (una especie de alubia blanca), pollo y conejo. Lo mejor es echarse un amigo de la Comunidad y unirse a la comida familiar del domingo…

Obviamente, la tortilla de patata es otro de los estandartes internacionales de la gastronomía española. Además del eterno debate de «con o sin cebolla», tenemos tortillas, más o menos cuajadas, sencillas o rellenas… Una de las versiones más curiosas es la tortilla “desfragmentada” que creó Ferrán Adrià. Otro pilar de nuestras cocinas es el jamón ibérico. ¡Menudo manjar! Y ni siquiera hace falta cocinarlo. Si quieres la máxima calidad, debes buscar los de bellota o etiqueta negra.

Y hemos reservado un apartado especial para los dulces. En este caso, hablaremos de los churros. Nunca una masa azucarada untada en chocolate supo mejor… Tanto, que es un elemento de la gastronomía española que podemos encontrar incluso en los parques temáticos de Disney. Eso sí, seguro que no son como los del churrero de tu barrio…

…y los no tan agraciados

Probablemente, a cualquier extranjero que le enseñes por primera vez un caldero de calamares en su tinta piense que la gastronomía española es de locos. Hombre, por el ojo no es que entre… ¡Pero una vez lo pruebas, no podrás resistirte! La clave es utilizar la tinta de los propios animales. Además, no somos los únicos en darle un uso culinario. En Italia se utilizan para preparar los spaghetti al nero di seppia.

Otro manjar curioso de la gastronomía española son los callos a la madrileña. Se elabora principalmente con tripas de vaca, un ingrediente apto solo para los más valientes. Eso sí, nada como un contundente plato de este guiso para sobrellevar el invierno en la capital. De hecho, otro de los componentes de este plato tampoco es para todos los estómagos. La morcilla de Burgos es de renombre. Pero hablamos de un embutido a base de sangre coagulada y cocida y arroz. Salvo los escoceses y su haggis veo a pocos lugares con nuestra tendencia a aprovecharlo todo…

E igual que los franceses tienen los escargots o caracoles, los españoles tenemos las crestas de gallo. Puede que ésta sea una de las recetas más desconcertantes de la gastronomía española. Concretamente de las provincias de Salamanca y Zamora. Visualmente se parece a una seta en salsa y tiene una textura algo gelatinosa… ¿Te atreverías a probarlas?

Chicos me está entrando hambre así que creo que lo vamos a dejar por hoy. La lista de platos de la gastronomía española es interminable… ¡Así que corre y prueba todos los que puedas!

Las maravillas de la gastronomía española

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/gastronomia/gastronomia-espanola/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20