Campos de lava en Islandia, verde que te quiero verde

Viajes y turismo Blog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

 

Campos de lava en Islandia. Sin duda la «Tierra del Hielo», se ha convertido en un lugar de peregrinaje para muchos amantes de la naturaleza. Cascadas, glaciares, aguas geotermales… pero hay otras joyas que pasan más desapercibidas. Es bastante común atravesar carreteras construidas en medio de campos de lava en Islandia. Una imagen fascinante, con el paisaje lunar extendiéndose kilómetros y kilómetros. Formaciones irregulares de rocas volcánicas, cubiertas por el musgo más verde que tus ojos han visto. ¿Quieres conocerlos?

Campos de lava en Islandia, un poder destructivo

En la mitología nórdica, los volcanes eran un símbolo del travieso dios Loki. Sí, sí el personaje de Tom Hiddleston en las películas de Marvel. El señor del caos, el fuego y la destrucción. Precisamente, es la actividad volcánica de la isla la que ha creado los campos de lava en Islandia. Tras una erupción, el flujo del magma, que puede durar horas, días e incluso meses, se acaba solidificando.

Irónicamente, en estado semilíquido la lava es altamente destructiva, alcanzando hasta los 1.200 grados. Pero cuando se vuelve sólida, contiene múltiples nutrientes, que da como resultado una tierra muy fértil. De ahí que, a pesar del peligro que supone, las faldas de los volcanes acojan poblaciones tan grandes como Nápoles.

El musgo que cubre el paisaje

En el país norteño, esta riqueza del suelo ha dado como resultado que los campos de lava en Islandia estén cubiertos por una espesa capa de musgo y líquenes. En algunos puntos, el manto de vegetación puede alcanzar hasta los 40 centímetros de espesor. Y eso que hablamos de un tipo de planta que tarda décadas en crecer….

Esto es posible porque las rocas volcánicas son ácidas, es decir, que se forman por la cristalización del magma y están compuestas en más de un 60% por sílice. Las más conocidas son el granito y el basalto. De hecho, las formaciones hexagonales de rocas basálticas son habituales en la isla. La cuestión es que el musgo, además de «acidez», necesita un ambiente muy puro para desarrollarse. Al tratarse de uno de los países menos contaminados del planeta, la combinación de factores es perfecta para que surjan estos organismos.

Además, el color verde del musgo que surge en los campos de lava en Islandia es especialmente vibrante. Ideal para renovar esa foto de perfil en Facebook…. Pero hay que ser muy cuidadoso. Esta planta tarda muchísimos años en crecer. Por ello, en los campos de lava en Islandia que más visitantes reciben se han creado recorridos delimitados para evitar pisar los líquenes.

El campo de lava de Eldhraun

Sin duda, uno de los campos de lava en Islandia que más impresiona es el de Eldhraun. De hecho, en islandés significa, literalemente, «desierto de lava». Se halla al sur de la isla, dentro del Parque Nacional de Skaftafell. Se estima que abarca unos 560 kilómetros cuadrados. El verde de la vegetación contra el negro de la roca crean un contraste único. Parece que uno se encuentra en mitad de La Comarca u otro paisaje de fantasía.

Este es de los campos de lava en Islandia con un pasado más oscuro. Surgió tras una de las erupciones volcánicas más devastadoras de la historia de la isla. Durante ocho largos meses, entre los años 1783 y 1784, el volcán Laki expulsó unos 15 kilómetros cúbicos de lava basáltica. Además de crear una enorme nube de gases tóxicos.. Miles de cabezas de ganado y personas perecieron bajo el magma o ahogados por el humo. La pérdida de cultivos también provocó una terrible hambruna.

Pero la cosa no quedó ahí. La formación de uno de los campos de lava en Islandia también se dejó sentir en otras latitudes. Por ejemplo, en América del Norte el invierno de 1784 fue inusualmente largo y frío. Además, la ceniza expulsada alcanzó lugares tan lejanos como Egipto o India. En Europa, los gases tóxicos también causaron la muerte de miles de personas. Algunos historiadores incluso especulan con que el oscurecimiento del Sol provocó la Revolución francesa de 1789…

Erupciones en la actualidad

Aunque el Laki lleva tiempo dormido, no significa que los campos de lava en Islandia estén inactivos. En 2014, una fisura se abrió en el campo de Holuhraun, dando lugar al mayor flujo de lava de 1783-84. Este se extendió durante de agosto a febrero y cubrió hasta 80 kilómetros cuadrados de superficie. Los elementos lanzados por las explosiones alcanzaron hasta los 150 metros de altura… Un espectáculo digno de observar (siempre con guía, claro).

Además, esta actividad volcánica creo el área termal más reciente de la zona. Situado en el extremo norte de Holuhraun, se formo una piscina (de unos 400-500 metros cuadrados), con temperaturas entre 35 y 40ºC. En las zonas más profundas el agua alcanza 40 centímetros, creando pequeños remolinos y cascadas.

Visitar los campos de lava en Islandia

Para poder recorrer los campos de lava en Islandia, la opción más recomendable es alquilar un coche. De hecho, es el medio de transporte ideal para visitar la isla a tu aire. Aunque existen tours de un día o dos para hacer excursiones concretas, la probabilidad de que paren al borde de las praderas de musgo es altamente improbable.

Si además viajas en verano, puedes optar por contratar una caravana o un vehículo que te permita dormir en él. Incluso podríais acostaros y levantaros junto a los campos de lava en Islandia, acampando en los parking a lo largo de su extensión. Dado que Islandia es un país caro, se trata de una opción muy socorrida para ahorrar en el alojamiento. Además, si viajáis en invierno, no podréis apreciar el musgo que cubre la roca volcánica. Pero podréis ver un increíble paisaje nevado.

Para llegar, simplemente meter la localización en vuestro GPS y partid hacia allí. Cuando veáis el sector de musgo más fotogénico, parad el vehículo donde no obstruya el paso y sacad vuestra cámara. Tampoco necesitaréis demasiado tiempo para investigarlos. Aunque los campos de lava en Islandia forman un paisaje increíble, después de hacer las fotos de rigor, toca partir al próximo destino.

¿Y ya está?

Si visitáis Eldhraun o Holuhraun, una excursión muy recomendable es el glaciar Vatnajökull. El primero se encuentra al sur de la masa de hielo y el segundo al norte. Una de las actividades más interesantes es realizar una ruta de senderismo, con crampones, por la superficie helada. Los hay de diferentes duraciones y niveles de dificultad, pero siempre es necesario llevar ropa de abrigo. Si no dispones de ella, se pueden alquilar prendas y botas impermeables. Los tours suelen rondar los 70-80 euros y duran entre 3 y 6 horas.

Pero tened en cuenta que en verano el hielo se «mueve» con la bajada de las temperaturas. Por lo que las rutas suelen ser más limitadas, por el peligro que suponen las nuevas grietas que se forman. Además, no podréis entrar a las cuevas de hielo que se forman (esta opción solo está disponible en otoño-invierno).

Si visitáis los sureños campos de lava en Islandia, también podéis visitar el lago Jökulsárlón, al sur del glaciar. Podéis admirar los icebergs que flotan en las aguas desde la orilla. O podéis dar una vuelta en barco. Cuesta unos 40-50 euros y dura entorno a media hora. Con suerte, incluso podrás observar focas…

¿Visitarías los campos de lava en Islandia? 

Campos de lava en Islandia, verde que te quiero verde

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/naturaleza/campos-de-lava-en-islandia/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente