Cueva de Lascaux: la Altamira Francesa

Viajes y turismo Blog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

 

Descubre a continuación una de las maravillas del arte rupestre: La cueva de Lascaux. 

Descubrimiento de la Cueva de Lascaux

Considerada como la ‘Capilla Sixtina del arte rupestre’, junto con las Cuevas de Altamira, fue descubierta en el año 1940 por unos jóvenes de la zona.

Corría la invasión alemana a Francia, cuando Marcel Ravidat de unos 17 años, se encontraba dando un paseo con su perro ‘Robot’, por el pequeño pueblo Montigmac. El perro parecía conocerse muy bien la zona, y en un despiste echó a correr hacia unos matorrales. Marcel fue tras el perro y descubrió un orificio en el suelo. El joven introdujo su cabeza por el hueco, tras comprobar que se trataba de algo profundo al lanzar una piedra.

Al día siguiente fue a llamar a otros tres amigos, y junto con ayuda de un utensilio artesano, lograron abrir un hueco más grande por el que pasar.

Marcel, que portaba una lámpara de Aceite, fue el primero en aventurarse. Accidentalmente cayó casi 6 metros hasta el suelo de la galería. Sus amigos le siguieron, aunque con mayor cautela. Ya dentro, a unos 40 metros del agujero, descubrieron un gran techo con una serie de pinturas inscritas en la piedra.

Podría haber quedado en el olvido, de no ser porque uno de los jóvenes conocía a León Laval, un maestro anciano de la zona. Con dificultad le convencieron para entrar por el hueco. El maestro quedó atónito, aquellos tres inquietos chicos habían descubierto una de las maravillas del arte rupestre: La Cueva de Lascaux.

Antigüedad de la Cueva de Lascaux

Laval, era conocedor del famoso Henri Breuil, una biblia andante del arte rupestre. Acudió allí, y él mismo fue quien le puso la etiqueta de ‘La Altamira Francesa‘ a la Cueva de Lascaux. Desde ese mismo año, Breuil, trabajó en su investigación al más mínimo detalle. Aunque erróneamente dató las pinturas en aproximadamente 30.000 años, más tarde confirmaría que se trataba de un arte que tenía 18.000 años de antigüedad.

Sorprendentemente, años después se descubrió que la Cueva de Lascaux, ya había sido descubierta por otras personas. De hecho recibe ese nombre por una familia noble francesa, los Labrousse de Lascaux, cuya leyenda cuenta que emigró allí debido a la represión contra los nobles franceses durante la mismísima Revolución Francesa. amateurlesbiansvideo.1blogs.es

Además corría el rumor de que unos ganaderos habían sellado la entrada, porque habían perdido a un burro en las entrañas de la Cueva de Lascaux.

Cierto o no, estos jóvenes fueron el gérmen que dieron la posibilidad al mundo de conocer uno de los mayores tesoros del arte prehistórico: La Cueva de Lascaux.

Con todo este contexto de exclusividad, uno puede imaginarse lo que supuso su apertura al público en 1948. La gente podía visitar una ‘Segunda Altamira‘, y eso pasó fatura. Miles de turistas visitaron la cueva y la deterioraron tanto, (debido en gran parte al exceso de dióxido de carbono que producían dentro de la Cueva de Lascaux) que tuvo que ser cerrada y restaurada en el año 1963.

Cueva de Lascaux: ‘La Sala de los Toros’

Principalmente una de las partes más deterioradas de la Cueva de Lascaux, fue la famosa ‘Sala de los Toros‘. La sala de los toros llegó a presentar grietas en la superficie de la piedra donde se situaban las pinturas. Desde entonces el trabajo de restauración fue tal que logró reconstruirse a su aspecto original y desde entonces se comprueba día a día.

Una de las muchas cosas por las que la sala de los Toros es famosa, son los animales. De entre las casi 2000 figuras representadas, la mitad son animales y, entre ellos, se distingue la figura de un animal extinto, el Uro.

Lo que suponía la Cueva de Lascaux, era una ventana al pasado, una máquina del tiempo. Los visitantes demandaban su re apertura. Así que la gente que gestionaba todo lo que se llevaba a cabo en la Cueva de Lascaux, se vio obligada a hacer una réplica que fue abierta al público en 1983.

Esta réplica, presenta todo lo investigado y encontrado en la Cueva de Lascaux. Así que ya sabéis, si queréis saber como era, tendréis que ir a Montignac, Dordoña (Francia) a comprobarlo.

La Cueva de Lascaux: la Capilla Sixtina del Arte Rupestre

También te recomendamos estos artículos: 

En Maravillas del Mundo | La ópera de Sídney, como nunca la habías visto

En Maravillas del Mundo | 7 maravillas del mundo moderno

Cueva de Lascaux: la Altamira Francesa

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/monumentos/cueva-de-lascaux-la-altamira-francesa/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20