Abu Simbel, a los pies de reyes milenarios

Viajes y turismo Blog sobre viajes y turismo, nacional e internacional, caro y barato

 

Abu Simbel es una parada obligatoria en cualquier tour por el país de los faraones. Su estado de conservación y su interés como lugar sagrado, nos abren una ventana al Egipto más místico. Te contamos todo lo que debes conocer antes de preparar tu visita.

Gracias libros como Muerte en el Nilo de Agatha Christie o películas como La momia, Egipto es un destino muy presente en el imaginario de cualquier viajero. Todos queremos sentirnos como los descubridores de la tumba de Tutankamón o como la reina Cleopatra. Hay un sitio clave para que nuestro viaje al país africano sea inolvidable.  Ese es el templo de Abu Simbel, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Abu Simbel, un lugar para aventureros

Abu Simbel es el lugar soñado por cualquier aspirante a Indiana Jones, un homenaje a los deidades del panteón egipcio y al faraón Ramsés II, que quería equipararse a los dioses. El conjunto arquitectónico de Abu Simbel fue levantado en honor al regente y su esposa Nefertari, tras la victoria egipcia en la batalla de Kadesh, en el siglo XIII a. C. La importancia de este enfrentamiento reside en que es la primera batalla documentada de la historia.

Abu Simbel tardó 20 años en construirse y se dedicó al culto del faraón deificado, así como a los dioses Ra, Amón y Ptah. Los súbditos egipcios visitaban el templo para rendir pleitesía al soberano y hacer ofrendas. Rezaban por el bienestar de su señor y su país, pero también hacían ritos para pedir favores personales.

abu simbel colosos fachadaFachada del Gran Templo de Abu Simbel.

Hoy, atravesar las puertas de Abu Simbel es viajar 2000 años atrás en el tiempo en apenas unos segundos. Notar el peso de los milenios, deslizándose por las paredes. Es sentirse minúsculo entre esculturas y jeroglíficos. Dejar volar la imaginación hacia las vidas de faraones, sacerdotes y egipcios de a pie. Contemplar el Nilo, poderosa fuerza de la naturaleza.

Abu Simbel fue redescubierto en 1813, tras estar más de dos milenios cubierto por la arena, por el arqueólogo Johann Ludwig Burckhardt. Aunque no fue hasta 1817 cuando el explorador Giovanni Belzoni pudo acceder al recinto. Desde entonces ha asombrado a millones de viajeros. Y se ha convertido en una de las atracciones clave en cualquier recorrido tradicional por el país del Nilo.

El conjunto arquitectónico

El complejo de Abu Simbel está formado por dos templos, aunque la imagen más conocida es la fachada del Gran Templo, presidida por los cuatro colosos de Ramsés II. Unos gigantes que observan a los minúsculos turistas desde 20 metros de altura. Fueron esculpidos directamente en la roca donde se excavó el santuario.

Por desgracia, uno de ellos «perdió la cabeza» durante un terremoto, aunque su rostro puede observarse hoy a los pies de la estatua. A sus pies se encuentran figuras menores, no más altas que la rodilla del faraón. Éstas representan tanto a la corte del faraón como a sus enemigos conquistados, los nubios.

abu simbel fachada templo nefertariFachada del Templo de Nefertari en Abu Simbel.

La fachada del templo de Nefertari, aunque más pequeño, es un digno contrincante del de su esposo. De hecho, Nefertari era la mujer favorita de Ramsés II. La fachada es similar, custodiada por seis estatuas de ambos consortes. Algo inusual en el Egipto Antiguo, donde solía representarse a las mujeres de los faraones en un tamaño mucho menor. El santuario de este templo está dedicado a Hathor, diosa de la fertilidad y el amor.

El interior de Abu Simbel: un lugar de ensueño

El interior del monumento principal es como un oasis en medio del desierto. El frescor del ambiente y la inmensidad del lugar calman el alma excitada del viajero. El camino hacia el santuario, la parte más sagrada de Abu Simbel, está guardado por estatuas de diferentes dioses.

Las paredes están decoradas por exquisitos jeroglíficos hechos por los artesanos más cualificados. También destaca la imagen del faraón sobre su carro persiguiendo a los guerreros hititas en Kadesh. En Abu Simbel estamos ante pura historia.

abu simbel relieve batalla de kadeshRelieve de Ramsés II venciendo a los hititas en Kadesh.

El templo tiene un planta típica de las construcciones egipcias, aunque cuenta con salas laterales, algo novedoso. Las estancias se hacen cada vez más pequeñas, a medida que nos acercamos al corazón del templo y a la presencia de las deidades.

Un fenómeno singular

La magia que flota en el ambiente es todavía más tangible en dos fechas muy señaladas. El 20 febrero y el 22 de octubre los rayos de luz entran en el santuario de Abu Simbel, iluminando las estatuas de Amón, Ra y Ramsés. La figura de Ptah, asociada al inframundo, permanece siempre en la penumbra.

Originariamente el fenómeno se daba el día 21 de ambos meses. Se cree que estas fechas correspondían al cumpleaños y coronación del faraón, respectivamente. Pero, entre 1964 y 1968 Abu Simbel tuvo que ser trasladado piedra a piedra de su ubicación original. Esto fue debido a la construcción de la presa de Asúan y el crecimiento del Nilo. Por lo tanto, la precisión del fenómeno cambio.

abu simbel fenomeno solarFenómeno solar en el interior de Abu Simbel.

Por otra parte, a cambio de la ayuda recibida, Egipto obsequió a otros países con importantes restos arqueológicos. En el caso de España, el Templo de Debod en Madrid. Un pedacito del Egipto más puro en el corazón de la ciudad.

Cuando cae el sol

Retomando Abu Simbel, no os preocupéis si no podéis viajar en estas fechas. Solo debéis esperar a la caída de la noche y al fresco que trae el ocaso. Entonces, la fachada se ilumina con focos y la grandiosidad de las esculturas crece de forma exponencial, hasta alcanzar límites insospechados.

También se hace una proyección audiovisual, que muestra como fue el gobierno Ramsés II y la construcción de Abu Simbel. Las imágenes se reflejan tanto en la fachada del templo mayor como en la del menor. El texto se lee en nueve idiomas (incluido el español) y se ofrecen cascos individuales para mayor comodidad. El espectáculo tiene lugar de forma diaria, a las 18:00, a las 19:00 y a las 20:00. Se puede reservar plaza (de forma gratuita) en el propio recinto o a través de agencias y hoteles.

abu simbel fachada gran templo iluminadaFachada del Gran Templo de Abu Simbel iluminada.

Nuestras recomendaciones para visitar Abu Simbel

  • Contrata a un guía para conocer todos los entresijos de la construcción de Abu Simbel y el significado de sus inscripciones. Si viajas en barco hasta Abu Simbel, el propio crucero te proporcionará a los expertos locales. Si no contáis con guía una vez allí, preguntad por los alrededores.
  • Llega pronto. No evitarás las hordas de turistas (todas las excursiones suelen salir sobre las 4:00 de la mañana), pero si lo más importante, el calor. Y podrás disfrutar del amanecer en el desierto. Otra opción es reservar la excursión para la caída de la noche. Habrá menos embotellamiento y podrás disfrutar de un espectáculo único: la fachada iluminada.
  • Las temperaturas son sofocantes, pudiendo alcanzar los 45º diurnos en los meses más calurosos. Para combatirlas es imprescindible cubrirse la cabeza, y llevar agua y algo de azúcar, para evitar bajadas de tensión. Si queréis eludir el calor extremo, no programéis vuestra visita entre mayo y septiembre.
  • En teoría, está prohibido hacer fotos del interior, para no dañar los jeroglíficos. Pero si pagas una propina al vigilante podrás hacerlo sin demasiadas trabas.

Actividades alternativas

El recorrido por el templo suele durar alrededor de medio día, por lo que puedes plantearte un plan alternativo por la tarde. Date un paseo en faluca, las pequeñas embarcaciones de vela tradicionales del Nilo. O visita un poblado nubio, una de las etnias más antiguas del planeta. Si dispones de más tiempo, también puedes visitar el templo de Philae, en el islote de Agilkia, dedicado a la diosa Isis.

abu simbel río niloFaluca en el río Nilo, cerca de Abu Simbel.

Cómo llegar a Abu Simbel

Este impresionante monumento, se sitúa en la orilla occidental del Lago Nasser, cerca de su ubicación original, a unos 230 km de Asuán. Debido a su posición geográfica, suele ser una parada frecuente en los cruceros por el río, que duran de dos días a una semana.

Los barcos se mueven en el tramo de Luxor a Asúan. Es donde se encuentran las atracciones principales, entre otras los templos de Karnak, Luxor y, por supuesto, Abu Simbel. El crucero más largo hace el viaje de ida y vuelta, lo que permite programar mejor las excursiones. E incluso visitar varias de las atracciones tanto de día como de noche, cuando se iluminan de forma majestuosa.

Una visita rápida

Si no, existe la posibilidad de contratar excursiones desde las principales ciudades egipcias para llegar a Abu Simbel. Aunque no es recomendable plantearse una excursión de un día desde El Cairo, ya que se encuentra a una distancia considerable. Una opción es hacer una parada de un par de días en Luxor, para disfrutar de los tesoros de la antigua Tebas y partir hacia Abu Simbel desde allí.

abu simbel colosos ramses iiColosos de Ramses II en Abu Simbel.

También se puede hacer un pequeño crucero en barco por el Lago Nasser, de tres días, y disfrutar del paisaje con calma. O si tenéis prisa, una excursión de un día desde Asuán. Estas rondan los 70 euros, si vas en bus (3h), y los 270 euros si vas en avión. Los autocares suelen salir a las 4 o 11 de la mañana. Aunque, como hemos dicho, nosotros preferimos madrugar. La entrada a ambos templos cuesta unos 15 euros por libre.

Sea cual sea vuestra decisión, la visión de Abu Simbel no os dejará indiferentes.

También te recomendamos estos artículos:



mole poblanoMole poblano, el delicioso plato mexicano

Cocinateelmundo.com

Abu Simbel, a los pies de reyes milenariosJurassic World, el nuevo éxito de Bayona

Theplaylist.es

Abu Simbel, a los pies de reyes milenariosCosas que no sabías de Rafa Nadal

Noticiasibex35.com

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/7-maravillas-del-mundo/mundo-antiguo/abu-simbel/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente